Electrónica gipuzcoana
Electroguipuzcoanawww.electroguipuzcoana.com

Empresa

Electronica Informatica Guipuzcoana
C/Balleneros 4 Bajo
20011 Donostia (Gipuzkoa)
Tfno.: 943...  ver teléfono / fax
info@electroguipuzcoana.com

A fondo. Cables submarinos: la revolución digital llega por mar

El tráfico mundial de datos se está multiplicando en los últimos años. Vídeo y música bajo demanda, redes sociales, aplicaciones de mensajería instantánea, llamadas y videollamadas a través de internet, comercio electrónico, cloud computing, Internet de las Cosas (IoT), juegos online… Todos estos servicios exigen conexiones de alta velocidad.

“La interconexión, entendida como la conectividad directa, privada, segura y ultrarrápida, se ha convertido el método de facto que las compañías utilizan para resolver la necesidad de intercambiar datos entre empresas, clientes, proveedores y partners a tiempo real. En este nuevo paradigma digital, en el que el volumen de datos se multiplica de forma exponencial a medida que aparecen nuevas tendencias digitales como el IoT, la inteligencia artificial (IA) o el machine learning, la interconexión de forma global se presenta como una necesidad básica que no puede depender de barreras continentales, por lo que los cables submarinos juegan un papel fundamental en la llamada ‘Era Digital’”, declara Ignacio Velilla, managing director de Equinix en España.

Los cables submarinos de fibra óptica se han convertido en una infraestructura indispensable para el desarrollo de la sociedad digital en la que vivimos. Los datos lo corroboran. Velilla detalla que la capacidad anual de las principales rutas de cable de fibra submarino, incluyendo actualizaciones y nuevas construcciones, ha crecido un 32% de promedio entre 2013 y 2017. Así, a principios de 2018 había 448 cables submarinos,  que sumaban 1,2 millones de kilómetros la distancia, según los datos de TeleGeography.

Perspectivas de crecimiento

Aunque la capacidad ha crecido mucho en los últimos años, todavía queda mucho desarrollo por delante. “El panorama global de interconexión se encuentra en mitad de una fase de crecimiento dinámico. A comienzos de año presentamos un informe, elaborado por TeleGeography para nosotros, que destaca el crecimiento récord de tráfico a nivel mundial y la ampliación de los ecosistemas de cable submarino. En 2017, se desplegaron hasta 74.000 kilómetros de fibra, una cifra sólo comparable con el ‘boom’ que se produjo en el mercado en 2001. Se prevé que este ritmo aumente todavía más en los próximos tres años, con 300.000 kilómetros de cable submarino desplegados en 74 sistemas, acumulando un valor estimado de 8.800 millones de dólares en las principales rutas”, adelanta Ivo Ivanov, chief strategic & corporate development officer de DE-CIX.

El responsable de Equinix indica que se espera que el nivel del tráfico de datos global alcance los 3,3 zettabytes en 2021, destacando el papel de los cables submarinos. “Cerca de la totalidad de este tráfico pasará por un cable submarino a la hora de que los proveedores de servicios en la nube, los proveedores cloud y de contenidos y las empresas líderes trasladen sus datos de forma global y en tiempo real”.

Además, recalca que “se espera que el ancho de banda de interconexión, entendido como la capacidad total provista para intercambiar tráfico de manera privada y directa entre empresas, crezca de manera global 10 veces más que el tráfico IP para 2021”, según refleja el Índice de Interconexión Global (GXI) de Equinix,

Así pues, recuerda que “los cables submarinos son clave para internet y la conectividad global, ya que el 99% del tráfico intercontinental atraviesa un cable submarino,mientras que sólo el 1% del tráfico restante depende de sistemas satelitales”.

Principales conexiones y hubs

Todo el mundo está interconectado, si bien hay determinadas rutas y puntos que concentran la mayor parte del tráfico. “Las ubicaciones de los hubs se basan en la fiabilidad de la infraestructura de telecomunicaciones, la magnitud del contenido alojado y la amplitud del tejido de intercambio de internet. Históricamente, América del Norte ha sido el hub regional dominante para el tráfico de internet en todo el mundo. Y la ruta transatlántica genera la mayor parte del tráfico interregional”, explica Bruno Boucq, vicepresidente de la Región Sur de Europa de GTT.

Asimismo, Velilla indica que las principales rutas de conexión mediante cable submarino han unido tradicionalmente la costa este de Estados Unidos con el sur de las islas británicas, así como la costa oeste de Estados Unidos con Japón.

Ivanov anota que “la ruta transatlántica es la que cuenta con mayor capacidad, pues en los últimos cinco años ha crecido un 53% anual, hasta alcanzar casi 99 terabits por segundo (Tbps)”. La ruta transpacífica sólo registra la mitad de esa capacidad. “El podio lo completa, en tercer lugar, la ruta ‘intra-Asia’”, añade.

Sin embargo, Boucq advierte que “Europa ha ido ganando terreno a medida que se aloja más contenido en Europa”. El responsable de DE-CIX especifica que “los principales hubs se encuentran en Fráncfort, Londres, Amsterdam y París”, los denominados FLAP.También destaca que “hay cables submarinos que conectan con países como Irlanda, por ejemplo, donde proveedores de contenido como Google, Microsoft o Amazon han instalado centros de datos”. Estas compañías eligen dicha ubicación para emplazar allí sus centros de dato por su favorable régimen fiscal.

Por otra parte, el responsable de GTT reseña que algunas ciudades del sur de Europa, como Barcelona y Marsella (Francia), están en ascenso. En esa misma línea, el managing director de Equinix España afirma que “dentro de la Europa mediterránea, Marsella y Sicilia (Italia) destacan como hubs de interconexión global, al unir el continente europeo con Oriente Próximo y el norte de África”.

Por ejemplo, Robert Assink, director general de Interxion España, destaca el auge de Marsella por la llegada de cables submarinos de África y de Asia por el Mediterráneo y por el Canal de Suez. Además, señala que Marsella está conectada por tierra por Telxius con el cable Marea, “creando una red que conecta Estados Unidos, Europa, África y Asia”.

Asimismo, el Ivanov anota que “están surgiendo nuevos hubs en capitales como Estocolmo (Suecia), Marsella o Sofía (Bulgaria), que destacan especialmente por un mercado doméstico reducido pero una fuerte infraestructura y una posición geográfica estratégica”.

 

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.

 Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative